Peligros en línea: Grooming.

La creciente conectividad junto al acceso masivo a las TIC favorecen el uso de las redes sociales durante las veinticuatro horas, motivo por el cual los NNyA pueden acceder a ellas en cualquier momento del día y, muchas veces, con un control parental difuso. Estas circunstancias hacen del ciberespacio un entorno cada vez más atractivo para quienes cometen delitos contra los niños, niñas y adolescentes

Peligros en línea: Huella digital.

La huella digital es el rastro que dejamos al navegar en Internet. Cada vez que hacemos clic, damos me gusta en las redes sociales o usamos una aplicación estamos dejando un rastro de nuestra actividad que va a formar parte de nuestra huella digital. Podemos decir que nuestra huella se compone de datos públicos, por ejemplo resultados de sorteos, número de CUIL o CUIT, domicilios de las facturas de servicios.

Peligros en línea: Sexting.

El sexting consiste en el envío y difusión de imágenes y videos sexuales o eróticos a través de dispositivos digitales. Se trata de una práctica realizada por personas de todas las edades y nos interesa particularmente resguardar las consecuencias de su práctica en la adolescencia. Es por ello que reiteramos que, si bien se trata de una decisión muy personal, es importante saber que es una práctica riesgosa en el marco del resguardo de la privacidad e intimidad.

Día Internacional de las Niñas en las TIC 2022

Este año, desde el Módulo POLÍTICAS TIC, junto a Fundación Telefónica Movistar y al Capítulo Argentina de Internet Society (ISOC) hemos llevado adelante la jornada bajo el título “Ciberseguridad y Acceso”. Allí contamos con testimonios en primera persona de referentes del sector, quienes compartieron su recorrido, sensaciones y recomendaciones para las futuras generaciones.

La regulación TIC desde una perspectiva de derechos humanos

En los últimos años, la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) ha señalado la creciente necesidad de construir una Sociedad de la Información en la que la reducción de la brecha digital se erija como el desafío central, en aras de un futuro integrador y orientado al desarrollo, “donde todos puedan crear, consultar, utilizar y compartir la información y el conocimiento. Ello supone también el objetivo de eliminar las diferencias socio-económicas y evitar la aparición de nuevas formas de exclusión”.